Parada, 48 años cotizados y me quitarían 200 euros de pensión por jubilarme ahora.

  Julia Castillo Álvarez comenzó su andadura en el mundo laboral con 14 años, y tras 37 años trabajando sin parar, llegó la crisis del año 2008 y se quedó en paro. En una breve entrevista para el periódico digital 65ymás, Julia relata las peripecias y esfuerzos que ha tenido que hacer para conseguir trabajo, lidiando con problemas como la edad, las nuevas tecnologías y la formación. Con el titular " Para los trabajadores mayores en paro, la reinserción laboral es una quimera", la entrevistada ya deja entrever su difícil situación y una problemática que afecta a un gran sector de la población española.      
  • P- ¿Cuál es ahora su situación, está en el paro, a punto de jubilarse?
  • R. A mis 62 años, y después de haber estado 12 años en paro, creo que la reinserción en el mundo laboral es una quimera. Me veo en la necesidad, por tanto, pues no encuentro otra salida, de jubilarme. Y es una decisión difícil para mí porque lo que yo quisiera es trabajar, y si tuviera la oportunidad lo haría, pero pertenezco a una generación a la que esa oportunidad nos ha sido negada.
 
  • P.- Con su edad, sus años cotizados y siendo parada de larga duración, puede jubilarse ya...
  • R.- Sí, pero me encuentro con que, si me jubilo a los 62 años, me penalizarían con más de 200 euros sobre la pensión que me corresponde. Y eso no es justo. ¿Por qué se puede jubilar una persona con 35 o 37 años cotizados si ha cumplido los 65 años, y yo no puedo hacerlo con mis 62 años, teniendo como tengo 48 años de cotización? 
 
  • P.- ¿Qué es lo que le piden al Gobierno y a los agentes sociales?
  • R.- Solo pedimos lo que nos corresponde. Lo que hemos trabajado durante toda la vida y que ahora necesitamos para afrontar la vejez con dignidad. Yo solo piso eso: dignidad. Al ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, le pedimos que corrija esta injusticia cuanto antes ya que todos tenemos muchísimos años cotizados (la mayoría más de 44). A no ser que se alargue la edad de jubilación a los 80 años, esta gran cantidad de años cotizados no se volverán a producir.
 
  • P.- Critican ustedes que el ministro Escrivá no para de darle largas…
  • R.- Estaba esperando a ver qué pasaba con la reforma de las pensiones, pero ya he visto que no paran de dar largas, así que me voy a jubilar a final de este año, cuando cumpla los 63, que ya me penalizarán algo menos. No se sostiene de ningún modo la penalización para trabajadores con más de 40 años cotizados, es injusta. En Alemania, con 45 años cotizados puedes jubilarte a los 62 años con el 100% de la pensión. Algo parecido sucede en Bélgica, en Italia, en Francia, y en España en cambio la edad es muy determinante.
 
  • P.- ¿Se siente decepcionada?
  • R.- Sí. Me siento totalmente decepcionada porque además yo soy de ideología progresista, he votado a la izquierda, y tenía mucha esperanza en este Gobierno en el tema de asuntos sociales. ¿Qué ha pasado con todo el tiempo que nosotros hemos estado trabajando y cotizando? ¿Qué han hecho con el dinero, a dónde han ido nuestras cotizaciones? Yo ya coticé para mi jubilación, ahora que no me digan que no hay dinero… Si ahora no lo tienen, que lo saquen de otro sitio.
 
  • P.- ¿Cómo ve su jubilación, si con la reforma de pensiones no les levantan el castigo, como ustedes dicen?
  • R.- Mi decepción con este Gobierno y con el ministro Escrivá la compartimos todos en la asociación. Cualquiera que tenga un poco de sentido común ve clarísimo que se nos penaliza injustamente, ya que tenemos muchos más años cotizados, bastantes más de 40. Parece que no le interesamos a nadie. Hemos estado trabajando toda la vida, nos hemos privado de muchas cosas, y las mujeres hemos aguantado mayores privaciones aún; sin ir más lejos, la maternidad suponía malas caras y represalias en la empresa. Lo que nos faltaba ahora es tener que vivir el resto de la vida cobrando una miseria.